Pasar al contenido principal
Logo Top
Comandante de la Misión de Rescate

Comandante de la Misión de Rescate

 

Durante el ejercicio internacional de búsqueda y rescate en combate Red Flag Rescue2021, el Mayor Miguel Eduardo Sepúlveda Díaz tuvo el privilegio de cumplir el rol de Rescue Mission Commander o Comandante de la Misión de Rescate, hecho considerado un hito en la historia de su Fuerza Aérea Colombiana. Al mando de un avión Super Tucano A-29 lideró el planeamiento y la ejecución de una misión de Búsqueda y Rescate, CSAR, por sus siglas en inglés, en un escenario internacional, donde participaron aeronaves y tripulaciones de diferentes países.

La delegación colombiana fue admirada y reconocida al estar conformada por una generación de jóvenes combatientes que representaron con honor a la Fuerza y a Colombia antes las grandes potencias aéreas del mundo, demostrando su profesionalismo, la pericia, el liderazgo, así como, la capacidad de interoperar en una fuerza de coalición multinacional y un ambiente operacional de combate complejo.

“El desempeño del Escuadrón y todos sus pilotos fue más que sobresaliente, la dedicación y el empeño que las tripulaciones le imprimieron a cada una de las tareas realizadas hizo que el equipo A-29 fuera reconocido como uno de los mejores en este importante ejercicio”. Así describe la participación del personal FAC en el exigente Red Flag Rescue el Mayor Sepúlveda, quien le contó a la Revista Aeronáutica cómo vivió esta enriquecedora experiencia y lo que significa en el fortalecimiento de las capacidades.

¿Cuál fue la misión de los A-29 Super Tucano de la Fuerza Aérea Colombiana en Red Flag Rescue?

El equipo A-29, conformado por tripulaciones del Escuadrón de Combate No. 211, con base en el Comando Aéreo de Combate No. 2 y el Escuadrón de Combate No. 312 del Comando Aéreo de Combate No. 3, fueron designados para ejecutar misiones de búsqueda y rescate en combate, misión que ya se había ejecutado en otros escenarios internacionales como Angel Thunder 2014; pero en esta oportunidad, el reto era desempeñar el rol de Rescue Mission Commander.

¿Cuál fue su misión como Rescue Mission Commander?

Como Comandante de la Misión de Rescate o Rescue Mission Commander me fue asignada la tarea de liderar un grupo hombres y aeronaves, con el fin de rescatar a unos soldados que habían quedado aislados en territorio enemigo en medio de diferentes amenazas. Para esto, a través de un detallado planeamiento conjunto, efectuado el día previo, se desarrolló una misión de vuelo empleando más de 12 aeronaves de diferentes tipos, rescatando los militares en el menor tiempo posible, no sin antes suprimir o evitar las amenazas que afectaban la supervivencia de las tripulaciones.

¿Cómo describe la experiencia de representar a su país en un ejercicio internacional?

Representar a mi Fuerza y a Colombia es un orgullo; saber que en mi uniforme porto el tricolor nacional me hace sentir privilegiado y a la vez me obliga a hacer las cosas de la mejor manera, exigirme y exigirle a mi equipo de trabajo dar lo mejor, porque simbolizamos a nuestra gente, los colombianos, personas únicas en el mundo, y cualquier error me desacreditaría como profesional y ciudadano de este hermoso y pujante país.

¿Qué capacidades entrena y fortalece la Fuerza Aérea Colombiana en esta clase de ejercicios?

En este y todos los ejercicios multinacionales se entrenan las tácticas y procedimientos de los equipos participantes, también se busca la manera de integrar lo mejor de cada uno para lograr cumplir la misión asignada. Para ello, se fortalecen y practican las habilidades de planeamiento, liderazgo, integración e interoperabilidad, las cuales en Red Flag Rescue se aplicaron en un escenario de rescate con un nivel de amenaza alto.

 ¿Cuál es la importancia del intercambio de entrenamiento y conocimiento con tripulaciones de otros países?

Interactuar con tripulaciones de diferentes países es una experiencia muy enriquecedora desde el punto de vista militar, profesional y personal, ya que en cada una de las misiones tenía la oportunidad de intercambiar experiencias y conocimientos, lo que a corto plazo sirve para fortalecer las capacidades de la FAC al operar en escenarios donde las naciones actúan como parte de una fuerza de coalición internacional.

¿Por qué fueron designadas tripulaciones tan jóvenes para representar al país en este ejercicio?

Gracias al excelente nivel y a la calidad de nuestras escuelas de formación de vuelo, las nuevas generaciones de pilotos, que ingresan a la Fuerza Aérea Colombiana a una edad promedio de 17 años, obtienen en 4 años su título como pilotos militares y posteriormente, pilotos de combate, con un alto nivel de preparación, permitiendo que a través de un entrenamiento dedicado, puedan representar de la manera como lo hicieron en Red Flag Rescue 2021 a la Fuerza y al país.

 

¿Qué caracterizó a este grupo de jóvenes pilotos?

Su deseo de aprender, a pesar de que habían recibido un arduo entrenamiento, siempre con humildad estaban abiertos a escuchar las opiniones y sugerencias de los tripulantes de otros equipos. Igualmente, el empeño que cada uno le imprimía a las tareas asignadas hizo que cada misión fuera un éxito, y cuando digo un éxito no significa que todo saliera perfecto, por supuesto después de cada misión había situaciones de las cuales se aprendía o corregía algo, pero el fin último, que era la ejecución de la misión, la interacción con los participantes de otros países y el rescate del personal aislado, se cumplía.

¿Cuál es el mayor desafío al trabajar con fuerzas militares de otras naciones?

En este caso, el idioma, porque una cosa es hablar inglés en una conversación normal, pero dirigir una misión donde participan tripulaciones de varios países con lenguas nativas diferentes, requiere un nivel más avanzado que permita integrar de manera efectiva las capacidades de todos. Por lo tanto, a los pilotos se les exigió como requisito un examen avanzado de inglés y a los Oficiales que desempeñamos el rol de Comandante de Misión, adicionalmente un examen específico, donde se evaluaban las capacidades orales y de escucha.

 ¿Por qué se habla de una Fuerza Autónoma?

Su Fuerza Aérea Colombiana se desplazó por sus propios medios, las seis aeronaves A-29 con sus tripulaciones, en el crucero de ida, volaron el primer día a Kingston, Jamaica, y luego a la Base Aérea de Homestead en Florida, Estados Unidos. El segundo día aterrizaron en la Base Naval de Pensacola y posteriormente en la Base Aérea de Randolph en Texas. El ultimo día, se voló directo de Randolph a la Base Aérea de Davis Monthan, lugar donde se efectuaría el ejercicio. Un crucero de 2.700 millas náuticas en 85 horas de vuelo para las seis aeronaves.

De regreso a Colombia hubo un cambio de ruta, se decidió tomar por Centro América. Las seis aeronaves A-29 con sus tripulaciones el primer día volaron desde la Base Aérea de Davis Monthan hasta la Base Aérea de Randolph, el segundo día de Randolph a Veracruz, México, para luego volar al Aeropuerto Internacional La Mesa que se encuentra a 11 kilómetros al Este de la ciudad de San Pedro Sula. El siguiente día, se voló a San Andrés y luego a Barranquilla.

 ¿Además de las tripulaciones, qué otros equipos integraron la delegación colombiana?

La Fuerza Expedicionaria con que la Fuerza Aérea Colombiana participó en Red Flag Rescue 21-1 estuvo dividida en tres áreas: operativa, de apoyo y logística aeronáutica. Gracias al arduo trabajo de estas dos últimas, a través del desarrollo de diferentes tareas como la coordinación del transporte y alojamiento, además de garantizar el bienestar del personal y el mantenimiento de las aeronaves, se logró cumplir con las misiones de vuelo, todo obedeciendo a los tiempos y requisitos establecidos.

¿Qué mensaje, como piloto militar experimentado, envía a los jóvenes colombianos que sueñan con pertenecer a la FAC?

Quiero decirles que como piloto militar y de combate, vivir este tipo de experiencias es único, es una oportunidad que solo puede ser disfrutada dentro de esta importante Institución, la satisfacción de representar al país y portar la bandera colombiana es un orgullo y un reto que pocas personas tienen la oportunidad de disfrutar.

 

 

Autor
Mayor Mauricio Cañón Bedoya
Logo - Ir a MINCULTURA
Logo - Ir a Gobierno Digital GOV.CO